Senderismo por Navarra: La Rhune

Descarga el archivo GPX para esta ruta.
Wikiloc: La ruta disponible en nuestro perfil.

 

Perfil y mapa

Esta ruta, de 11,4km de recorrido total, parte desde el caserío Malet, situado junto a la carretera NA-4410 (después de pasar Bera). Tiene un trazado lineal y presenta una dificultad media, tirando a alta debido a las pendientes que aparecen en el camino más que por el propio terreno a atravesar. Esta ruta, con una pendiente media del 13,78%, presenta puntos con pendientes de hasta el 30%. La cima del La Rhune, tiene una altitud de 905m y además tiene un par de bares y restaurantes, ideal para reponer fuerzas tras la subida.

Esta ruta es válida para practicar tanto Trail Running como BTT.

A continuación se muestran el perfil y el mapa de esta ruta.

Perfil

Perfil.

 

Mapa de la ruta para subir al La Rhune.

Cómo llegar

Para llegar hasta el aparcamiento situado junto al Caserio Malet, primero hay que llegar hasta Bera (antes conocido como Vera de Bidasoa).

Tomando la AP8 sentido Irún se continúa hasta casi la frontera  con Francia, hay pasar el peaje situado junto a la salida hacia Irún, continuar por la autopista hasta que, justo antes de la frontera, se toma la salida 1 hacia Bera por la N121-A. Tras recorrer unos 9Km, se toma la salida hacia la derecha dirección Bera por la NA-8304. Circulando por la localidad, se tomarán dos desvíos, ambos siguiendo la indicación “Hacia Francia por Lizuniaga” hasta que se deja atrás el pintoresco pueblo.

Poco más de 1Km después de dejar la zona urbana, se llega un tramo de carretera que desciende hacia una curva muy pronunciada hacia la derecha, aquí es donde está el Caserío Malet y donde comienza el camino hacia el La Rhune. Si no hay sitio para aparcar habrá que continuar hacia adelante para poder hacer un cambio de sentido y buscar otro sitio donde dejar el vehículo estacionado. Una opción es dejarlo en Bera, y llegar hasta el Caserío Malet andando por la carretera, aunque no es muy recomendable ya que habrá que extremar la precaución en este tramo debido a que los coches circulan muy rápido y apenas hay arcén por el que transitar.

La Rhune: Cómo llegar (mapa general).

La Rhune: Cómo llegar (mapa de detalle).

La ruta

Como ya se ha comentado, esta excursión presenta un nivel de dificultad medio-alto debido a las fuertes pendientes y a la continuidad de las mismas: se salva un desnivel de 813m en algo menos de 6km. El terreno es muy poco accidentado, caminando la mayor parte del tiempo por una senda llana. El camino comienza entre el Caserío Larun Bide (a la izquierda) y el Caserío Malet (a la derecha), girando hacia la izquierda para dejar a la espalda el Caserío Malet. Delante aparece una bifurcación, habrá que tomar el sendero de la derecha, que asciende y se separa de la edificación, internándose en el bosque, tal y como se puede ver en la siguiente imagen.

Inicio del camino que parte desde el Caserío Malet y pasa junto al Caserío Larun Bide.

Poco a poco va tomando altura, pero el camino gira hacia la derecha para ocultarse de la luz y resguardarse en los lindes del bosque y dependiendo de la época, estará más o menos embarrado. A los pocos metros aparece una bifurcación donde varios caminos nacen bajo los pies para seguir diferentes objetivos. ¿Cuál llegará hasta la cima del La Rhine? De los dos senderos que se desvían hacia la la derecha, habrá que tomar el que asciende bruscamente, tal y como se ha indicado en la imagen siguiente:

Primer desvío.

Los pasos son cada vez más inestables, debido a la cantidad de piedras sueltas que van apareciendo, y la respiración comienza a acelerarse en esta primera subida. De repente, en un giro hacia la derecha aparece una senda que se desvía hacia la izquierda, pero se continuará por la derecha aunque realmente da igual por donde ir ya que ambos caminos confluyen en el mismo punto (ver mapa).

Segundo desvío.

La hierba, corta y tupida, puede hacer que este nuevo tramo hasta llegar a la Portulen-Borda sea más cómodo, sin embargo una pequeña parte del camino está repleta de cantos rodados como si alguien los hubiera traído de la costa, obligando al viajero a poner más atención en cada paso para evitar torcerse un tobillo.

El camino discurre entre sotomonte y helechos hasta alcanzar la Portulen-Borda.

Una vez que se llega a esta vivienda, hay dos opciones: Continuar por la pista de hormigón hasta el siguiente caserío (Artaturia) o tomar una pequeña vereda que, partiendo desde enfrente de la borda, llega hasta el mismo caserío. En este caso tomaremos el atajo, pero es indiferente un camino u otro.

Toma desde el comienzo del atajo.

Toma desde el comienzo del atajo.

Vistas de La Rhune desde el camino.

Vistas de La Rhune desde el camino.

Después del atajo, se continúa por la pista de hormigón hasta llegar al caserío Artaturia, desde donde el camino se convierte en una travesía que desemboca en una explanada a la que algunos acceden en coche y desde donde comienzan la subida a la cima del La Rhune.

Explanada o zona de aparcamiento.

Explanada o zona de aparcamiento.

Limitaciones a tener en cuenta.

Limitaciones a tener en cuenta.

A partir de esta explanada comienza el tramo más duro de la etapa: los desniveles son más pronunciados, del orden del 23% y la continuidad de los mismos mucho mayor que hasta ahora. La pista bordea el bosque que descansa junto a la pradera, llegando a un nuevo desvío señalizado. En este punto se tomará el camino de la izquierda (tal y como se ve en la siguiente imagen) y ya que realiza una ascensión en zigzag, se pueden tomar los tres atajos existentes para acortar el camino, aunque hay que tener en cuenta que la subida será más pronunciada (se sube lo mismo en menos distancia).

Tercer desvío. Se tomará el camino de la izquierda.

Una vez que se se terminan los tres atajos (o los zigzags si se ha continuado por la pista), el camino continúa en linea recta, acompañado por la izquierda por una ladera con espinos y helechos, y protegido del viento por un bosque de pinos a la derecha.

Siguiente tramo, sin zigzag ni atajos.

Dejando atrás esa zona, el camino describe una serie de curvas por la ladera, en ocasiones zona de pasto para de ‘pottoka’ (nombre con el que se conoce al caballo autóctono, de pequeña envergadura). Este sendero alcanza una vaguada donde convergen otros caminos que suben hasta el La Rhune desde distintos puntos. Se tomará el camino que claramente discurre hacia la cima y que pasa por debajo de la edificación existente, tal y como se puede ver en la imagen.

Caballos pastando en las laderas del La Rhune.

Pottoka pastando en las laderas del La Rhune. Al fondo se divisa ‘Peñas de Aia’.

Ultimo esfuerzo.

Ultimo esfuerzo.

Las apariencias engañan y pronto lo que parece una suave pendiente se convierte en una lucha donde las distancias crecen a cada paso, como si el monte se estirase evitando coronar su punta, una lucha interna, mental, en la que los ánimos a uno mismo son indispensables para alcanzar la meta, sin rendirse y conseguir un nuevo objetivo.

Vistas desde la cima. Zona Navarra y Gipuzkoa.

Vistas desde la cima. Zona Navarra y Gipuzkoa.

Vistas desde la cima. Zona Francia.

Vistas desde la cima. Zona Francia.

Tras un breve descanso para sacar las fotos oportunas, beber agua y retomar fuerzas, toca retornar por el mismo camino para volver hasta el coche.

De regreso.

Un poco de historia

El Larrún o La Rhune es un monte que pertenece a la cordillera de los Pirineos. En realidad este ‘monte’ se trata de un estratovolcán, un volcán cónico de gran altura. Fue la emperatriz Eugenia de Montijo (1826-1920), esposa de Napoleón III, quien puso de moda las excursiones a este monte durante sus vacaciones en Biarritz.

Dice la leyenda que fue el hogar de la ‘lehensugea’ (primera serpiente en euskera), una gigantesca serpiente de siete cabezas. Viejos cotilleos sobre ‘Akelarres’ en la misma cima del monte recuerdan algunos. Y desde la prehistoria, la presencia del hombre sobre estas laderas queda patente con los crómplechs, túmulos y otros dólmenes que descansan bajo la atenta mirada de una cima que no descansa.

Otra forma de visitar esta cima, es tomando el Tren de La Rhune, un pintoresco convoy de cremallera que asciende todos los días.

El Tren de La Rhune llegando a la cima.

El Tren de La Rhune llegando a la cima.

Un pensamiento en “Senderismo por Navarra: La Rhune

  1. Pingback: Jaizkibel, por el monte en plena costa – Senderismo por Gipuzkoa y los Pirineos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.